Los okupas pueden ser considerados inquilinos ilegales, porque son personas que se instalan en inmuebles desocupados, sin realizar ningún trámite legal.

Cuando los propietarios de algunos pisos deben dejar su propiedad sola, por lo general solicitan los servicios de un cerrajero profesional, quien se encuentre en la capacidad de instalar una puerta antiokupa, entre otros dispositivos que refuercen la seguridad del lugar.

Por desgracia, este problema es muy común en el país, uno de los casos recientes más destacados, es el de la entidad bancaria de la Avenida San Francisco (Avenida de Sant Ferran).

¿Por qué este caso es diferente a otros?

Este caso de problemas con okupas en Palma, presenta algunas cualidades muy diferentes a las que se consideran normales en estas condiciones, de hecho, una de las características que los diferencian de otros, es su elevado nivel de lujos, como contar con piscina y aire acondiciona para los días de temperaturas elevadas, televisores de última generación o dispositivos como los PlayStation 5.

Aparte, la mayoría de los okupas que habitan estos espacios son muy jóvenes, la edad media no supera los 30 años. De hecho, hay indicios de que este lugar funciona como refugio para menores que se han fugado de centros de internamiento o jóvenes tutelados.

Los habitantes de edificios cercanos señalan que estas personas pasan todo el día y la noche consumiendo drogas, pero lo que más les irrita, es que estos jóvenes realizan este tipo de conducta justo frente al Cuartel de la Policía Local.

Eventos recientes

Hace algunos días, los vecinos dieron una señal de alerta a los equipos de emergencia, porque en la calle había una pelea entre varias personas, pero se preocuparon, porque conocen muy bien que en ese edificio hay acceso a drogas y alcohol, lo que es una mala combinación.

Luego, comenzaron a llegar los coches patrulla de la Policía Nacional, quienes se percataron de que el origen de esta pelea, fue entre un vendedor de drogas y un cliente. Los funcionarios solicitaron sus documentos, y como uno de ellos no los portaba, los funcionarios lo acompañaron dentro de este local okupado.

Al ingresar, estos funcionarios pudieron detectar la existencia de drogas como marihuana, hachís, pastillas de éxtasis, armas blancas, arma de fuego simulada y dinero en efectivo.

El resultado de esta situación, es que la Policía Nacional ha dado inicio a una investigación, con la intención de poder eliminar este punto de venta de drogas.

Otros eventos relevantes

Pero el episodio antes mencionado, no ha sido el único que ha requerido la atención de cuerpos de seguridad, de hecho, agentes del Grupo de Investigación Oeste, junto a la Policía Nacional, han ingresado a este local okupado, con la firme intención de localizar a La Chuqui, quien es una delincuente conocida en la zona.

Ella está siendo buscada, porque ha sido identificada en varios delitos de robo con violencia. Aparte, la Policía Nacional tiene todo lo necesario para demostrar más de 20 delitos penales que están vinculados con los residentes ilegales de esta sucursal de San Fernando. Por lo que se espera, que logren erradicar este problema de manera definitiva y devolver la paz a los habitantes de la zona.

Por admin

error: Content is protected !!