En pleno apogeo de la disputa comercial entre EE.UU-China, donde ningún país quiere ceder su dominio económico al otro; y constantemente se están asediando con aumentos de aranceles y demás, siendo la última polémica el “Caso Huawei”. 

Todo esto deja muchas interrogantes, con respecto a lo que pueda suceder, y como puede impactar esta batalla en los mercados bursátiles. No obstante muchos se preguntan si la guerra económica EE.UU-China puede repercutir negativamente en el Dólar.

Para saber esto, es imprescindible conocer algunos conceptos fundamentales sobre el Dólar, como veremos a continuación.

¿Qué es el Dólar?

Cuando oímos la palabra Dólar, pensamos automáticamente en el Dólar Estadounidense, no obstante dicha palabra es un término general,  ya que existe el Dólar Canadiense, Australiano, Panameño etc. Sin embargo aquí hablaremos del Dólar como moneda oficial de Estados Unidos, y como aquella moneda que rige el mercado de divisas mundial.

¿Por qué el Dólar tiene la hegemonía mundial?

Es cierto que Dólar tiene una hegemonía económica con respecto a otras monedas desde hace décadas, no obstante en los últimos años ha tenido que compartir el podio con otras monedas como el Euro, Yen y ahora el Yuan.

Sin embargo es claramente visible la superioridad económica del Dólar frente a estas monedas, siendo este la divisa con la que se realiza la mayor cantidad de transacciones a nivel mundial.

Para entender porque el dólar es la principal moneda de reserva del mundo, tenemos que situarnos años atrás, donde Estados Unidos contaba con la mayor reserva de oro a nivel mundial. Tomando esto en consideración y sabiendo que el verdadero valor de una moneda está sujeto al metal precioso que lo respalda, podemos entender como el dólar adquirió tan gran valor en la economía mundial.

Estados Unidos posee actualmente más de 8.000 Toneladas de oro, representando esto cerca del 20% de la reserva de oro mundial.

Sin embargo hay que saber que Estados Unidos en 1971 decidió abandonar el patrón oro, gracias a un decreto emitido por el presidente de ese entonces Richard Nixon, que dictaba el “abandono temporal del patrón oro”. Hasta ahora dicho decreto se mantiene, y el Dólar ha sido desde ese año una moneda fiduciaria y fíat a la vez.

¿Puede el dólar desplomarse?

Cómo habíamos mencionado antes, el dólar se basa meramente en la “confianza” que los entes financieros le tienen con respecto a otras monedas. Cabe resaltar que la reserva en oro de Estados unidos no recibe auditoría desde hace décadas, por lo tanto, ninguna autoridad ajena a los Estados Unidos a podido verificar que los mismos cuenten con dicha cantidad de oro.

Desde hace años, El departamento del Tesoro emite dinero sin ningún tipo de respaldo tangible, permitiendo al gobierno financiar su deuda con “Dinero impreso”, estando en la capacidad de imprimir un billete de 100$ por tan solo centavos de la misma moneda.

No obstante, esto solo produce que la economía de los Estados Unidos esté sostenida por un delgado hilo, que depende de la credibilidad de su moneda y de la actividad económica del estado.

El Dólar mantendrá su hegemonía mundial, hasta que llegue una moneda que genere la suficiente confianza en el mercado, como para ser más atractiva que el dólar.

La guerra comercial EEUU-China dejará consecuencias como la baja de los precios de la materia prima, debilitamiento de la moneda latinoamericana, inflación de determinados productos en Estados Unidos (Iphone, zapatos, camisas). Sin embargo no afectará a ninguna de estas monedas (Dólar, Yuan). Por lo tanto, se puede estimar que el Dólar seguirá su curso natural en la economía mundial, hasta que intervenga un factor más determinante.