La política migratoria está experimentando una pequeña revolución, y es que hay planes para incluir legalmente al mercado laboral, nada menos que a los extranjeros. Esto sin duda podrá facilitar la vida de miles de inmigrantes. Acá conocerás los detalles.

¿Cuál es el principal objetivo?

De acuerdo con las explicaciones de José Luis Escrivá, representante del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, esta es una reforma que facilitará los trámites que deben realizar los extranjeros para trabajar de manera legal en España.

De hecho, el borrador del Real Decreto espera ampliar la contratación en origen, esto podría beneficiar a los trabajadores más allá de los temporeros y brindaría la oportunidad de trabajar a los estudiantes extranjeros.

Claro, esta medida favorece a todos los involucrados, porque así los extranjeros podrán trabajar sin presión por una condición ilegal y el país podrá sostener el mercado laboral, por ende, el Estado de bienestar.

Los cambios que se esperan obtener

En primer lugar, esperan poder conceder permisos de trabajo a estudiantes y extranjeros re-agrupados en España, quienes solo tienen permiso para residir, pero no lo tienen para trabajar. Muchos de ellos se arriesgan, pues necesitan el ingreso, y ahora esto podría cambiar.

Crear una ventana de posibilidades a quienes no tengan papeles, podrán regularizar su situación y realizar cursos formativos en aquellos sectores laborales en los cuales requieran mano de obra.

Por otra parte, hay extranjeros trabajan por su cuenta, pero en la actualidad tienen muchos problemas para legalizar su situación. Un ejemplo, si contratas un cerrajero, es probable que por el tema de seguridad, le exijas sus credenciales, al no disponer de ellas, entonces, por razones que no se pueden criticar, rechazarás su propuesta de trabajo y buscarás otro profesional.

¿Será posible que las empresas contraten de manera estable a personal extranjero?

Este es otro punto que se espera mejorar con esta reforma, que ocurran contrataciones legales y estables de personal extranjero, desde su lugar de origen. En la actualidad, estas contrataciones están limitadas un catálogo de ocupaciones difíciles de cubrir.

Otro problema detectado en la etapa de diagnóstico, es que el modelo de este catálogo es el mismo desde el año 2012, por lo que no se adapta a las verdaderas necesidades del mercado, generando lo que se conoce como efecto embudo, ya que los puestos de trabajo que necesitan ocupar, no están reflejados en las ofertas.

Una de las mejoras que propone la reforma, es modificar dicho catálogo, pero no limitarse a esto, también debe ser revisado de manera regular, los expertos sugieren que dicha revisión sea trimestral.

La opinión de los sindicatos

La Unión General de Trabajadores (UGT) y las Comisiones Obreras (CCOO), han demostrado estar en contra a la elaboración de este borrador, sin tener en cuenta la opinión de estos sindicatos.

En un comunicado que enviaron, señalan que la política migratoria es un tema de diálogo social. Por otra parte, sostienen que muchos de los puestos de trabajo no se han ocupado, porque no han mejorado sus condiciones tan precarias.

Asimismo, critican el hecho de que el Ministerio está evaluando ofrecer estas condiciones a los trabajadores migrantes.

Por admin

error: Content is protected !!